Crónicas

Cerro Peñas Blancas, el de Coclé.

Coclé no deja de ofrecer, así que La Tribu Guarumo no dejaría de caminar. Este sendero presentó una combinación de elementos ya familiares para quienes hayan visitado cerros aledaños. Como suele suceder, lo que hace diferente el camino es la gente con quien se emprendió.

Receta:

  • Destino: Llegar a la cima de Cerro Peñas Blancas, Provincia de Coclé, Rep. de Panamá.
  • Transporte utilizado: Automóvil hasta el Copé.
  • Tipo de sendero: Intermedio, indispensable guía conocedor del área y con experiencia ya que no hay una ruta fija. Ruta Wikiloc (Gracias Gooseman)
  • Tiempo: 4 horas aproximadamente para llegar a la cima.
  • ¿Qué necesitas?: agua para beber (guía por venir), snacks ligeros, vestimenta adecuada y muda seca adicional.

 

ABRIL 2015. A una semana de pasarla en Saca Lágrimas, las ganas de subir un cerro no faltarían en La Tribu Guarumo. Afortunadamente ya se tenía preparada esta visita. Para evitar tomar sol el plan sería empezar desde temprano el domingo y para facilitar esto acamparíamos bajo el hospedaje de nuestro guía favorito de esta región, el Sr. Macedonio. Para esta ocasión además me tocaría hacer el carpool con un muchacho quien apenas llevaba una o dos semanas en Panamá y nos visitaba desde Francia. Con esto les quiero decir que solo conocía unas pocas palabras en español y tampoco hablaba en inglés, mi segunda lengua. Como aquí el lenguaje principal es caminar no fue mayor inconveniente.

Ya en el pueblo de Barrigón por el Copé de la provincia de Coclé, nos esperaba una noche con excelente comida preparada por la familia de Macedonio. Todos disfrutamos el banquete y muy satisfechos acamparíamos con nuestras tiendas y un par de hamacas en el patio.

A la mañana siguiente llegaríamos a nuestro no tan lejano punto de inicio. Nos tomaría 4 horas de sendero variado, desde fincas abiertas hasta bosques espesos. Muchos les toco su baño en tierra y lodo. La recompensa al subir fue un clima bastante frío y una cima nublada, la cual obligo a varios de los miembros veteranos y nuevos a tomar una siesta in-situ. En el camino la vegetación es muy interesante por lo que aunque resultó familiar, nunca fue un sendero aburrido.

Enlodarse un poquito no tiene nada de malo.

Enlodarse un poquito no tiene nada de malo.

El retorno sirvió de oportunidad para conocer más personas. Como suele suceder algunas caras no se volverían a ver y otras reaparecerían a futuro. Al principio del camino, por lo que igual al final, un río serviría para recargar las energías utilizadas durante todo el paseo.

 

Categories: Crónicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>