Aventuras

RuJack vs. El Valle (Parte I)

Mi compañero perruno RuJack sigue impresionandome con su segundo cerro. Su comportamiento sería ejemplar y estoy seguro disfrutó del paseo tanto como yo.

Aprovechamos un fin de semana para visitar El Valle de Antón y ver donde nos llevaría. En el auto, RuJack impaciente se mantenía sentado en su catre, y las curvas lo tenían un poco mareado por lo que tocaría buscar como acomodarlo mejor o ver si aprende a permanecer recostado más tiempo.

Empezamos un poco tarde almorzando en un restaurante local. RuJack como cualquier Jack Russell Terrier es un animal con mucha energía y ganas de pasear, lo cual puede dar la impresión de tener poco control en momentos. De hecho me veía llevándolo de su correa la mayor parte del camino. Pero él me comprobaría una capacidad intuitiva para senderear.

Decidimos usar de referencia una ruta en wikiloc para subir la India Dormida, pasando por los petroglifos. Luego de un descanso el sendero permanecía bastante limpio por lo que decidí ofrecerle libertad condicional a mi compañero. Durante el sendero también nos acompaño nuestra amiga Gatubela, haciendo sus primeros pasos de entrenamiento en cerros.

Caminamos desde el mercado para intentar disfrutar de la experiencia de El Valle, con resultados varios. Debo mencionar que aún este poblado me deja un poco insatisfecho en la cantidad de personas que pretenden humildad pero solo buscan pedirte dinero, cosa que no sucede con tanta frecuencia en otros lugares turísticos y menos aún en poblados verdaderamente humildes. Pero en una nota más alegre, nuestra estrella canina encontró en una mochilera francesa una nueva fan ya que ella también tenía su Jack Russell, pero lejos en su casa.

El comportamiento de RuJack fue muy ejemplar. Al inicio, se mantenía algo de frente en la caminata y no podía evitar ladrar a un par de transeuntes o saludar, pero poco a poco fue tomando su lugar detrás de mí o a un lado según lo angosto del sendero. Así entonces calmó mi preocupación sobre las distracciones que suelen mantenerlo un poco fuera de orden.

En buena parte del sendero los merachos deambulan por arbustos y se cruzan con gran rapidez. Anteriormente RuJack ha demostrado su instinto de caza en situaciones similares, pero en esta ocasión se mantendría cerca. Esto es importante para mí ya que no queremos que se meta en problemas serios con otras especies que nos podamos encontrar.

La nueva leyenda del boulder canino?

La nueva leyenda del boulder canino?

Otro acto llamativo fue durante la sección abierta, casi llegando a las cimas. Gatubela iba un poco detrás mientras yo verificaba la ruta. Durante un par de subidas empinadas RuJack la esperaba, casi parecía verificando estuviera bien o dando ánimos para que llegara el grupo completo a nuestro destino.

Soporte Técnico

Soporte Técnico

En una de las cimas donde descansamos se mantuvo bajo nuestra sombra, ya que el clima fresco no exceptuaba algo de sol. Durante las bajadas mantuvo sus energías y solo hubo que ayudarle en un par de lomas que parecían complicarle.

IMG_4892

Ya bajando también nos encontramos con una camada de pequeños cachorros Jack Russell, buen cierre para un buen paseo. De retorno sí se la pasó dormido en su catre, sin quejas.

No solo fue un excelente paseo sino que RuJack demostró gran mejora y comportamiento prometedor para próximas aventuras. Ya es un perro aventurero!

http://tiendapedia.com/2016/03/el-primer-cerro-del-rujack/

 

Categories: Aventuras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>