Crónicas

Cerro Picacho – Laguna de San Carlos

La primera vez que fui a la Laguna de San Carlos, debió haber sido alrededor del 2012 o 2013, y solo estuve con mi familia unos minutos ya que llovía a cantaros. De todos modos fue fácil apreciar, inclusive con el chaparrón y la neblina, la belleza del lugar. El mismo es administrado y bien cuidado por una cooperativa, es fácil de llegar en auto y se encuentra cerca del área popular de playas como Gorgona y Coronado. Lo que no sabía entonces es que a solo unos pasos de la entrada existía otra compuerta especialmente para senderistas.

En esta segunda entrada, seguimos en noviembre del 2014. Luego de la primera aventura con La Tribu Guarumo en Cerro Gaital, el bicho del senderismo me había picado y la “infección” se extendía a mi gusto por los gadgets. Me tocó equiparme más y prepararme para dos semanas después ir a otro lugar, al igual que en El Valle, que cambiaría mi perspectiva sobre el área.

Ficha Técnica:

  • Destino: Cima del Cerro Picacho desde la Laguna de San Carlos, San Carlos, Panamá Oeste.
  • Transporte utilizado: Automóvil.
  • Tipo de sendero: Intermedio (Entre fácil y moderado), requiere cuidado en algunas secciones estrechas y condiciones para caminar muchas secciones inclinadas. Aunque el sendero puede estar marcado por el uso, es recomendable ir con guía ya que no hay señalización. (fuente con datos adicionales)
  • Tiempo: 1 hora con 30 minutos para llegar al punto de inicio. El sendero hasta Picacho tomó aproximadamente 1 hora de ida. Antes de retornar tomamos otro sendero durante 1 hora para llegar a Cerro Sapo. Wikiloc (cortesía de Chete).
  • ¿Qué necesitas?: Guía para llegar a la cima (fuente con datos adicionales), agua (guía por venir), snacks ligeros, ropa holgada y que estés dispuesto a ensuciar, una muda de ropa para el retorno, zapatillas con buena tracción en la suela o botas de senderismo.

Sobre equipo, mi prioridad entonces fue conseguir unas botas adecuadas para senderismo. Personalmente, cualquier tipo de calzado siempre ha sido un reto para mí ya que por el tamaño que debo usar (US10.5 aprox.) resulta que suele haber poco inventario de esta medida. Y cuando además se desea un calzado especializado como unas botas de senderismo, la tarea se hace más difícil. Eventualmente quedé en el Mall, donde en la tienda con mucha amabilidad me dieron dos alternativas de calzado. Lo que nunca me dijeron, y esto sería clave más luego, es que al calzar botas para senderismo se debe considerar detalles como dar suficiente espacio adicional a los dedos. Si ya vieron la película Wild, sabrán a lo que me refiero.

Aproveché la visita para comprar los dos últimos trekking pole que tenían, sintiendo algo de lástima por quien intentara comprar otro después de mí. Aunque al mismo tiempo fue de gran utilidad eventualmente.

En cuanto a la ropa, resulta que el algodón, aunque es una tela muy suave, también tiene la incomoda capacidad de retener gran cantidad de sudor. Al saturarse, ya no tiene por donde evaporarse de manera rápida y tu cuerpo se mantiene sudado, lo cual sumado a el clima húmedo en Panamá resulta en una percepción de calor aún mayor de la que hay en el ambiente. Esto se resuelve con atuendos de ejercicio, que utilizan telas sintéticas de rápido secado, manteniendote un poco más seco. Y eso es lo que utilicé.

Una mañana más iniciando afuera del "pasillo del dinosaurio".

Una mañana más iniciando afuera del “pasillo del dinosaurio”.

Creyendo estar preparado para lo que venía, la mañana del 23 de Noviembre del 2014, un domingo como suelen ser mucho de los trips de La Tribu (para beneficio de quienes solo tienen este día libre), fui al sitio que se convertiría en habitual para mí también en Albrook Mall. Esta vez al llegar ya habían más personas y además tuve más tiempo para interactuar con KCQ (desde ya les digo que se pronuncia Cacique, porque me tomo semanas entenderlo) y otros miembros regulares. En esta ocasión el grupo resultaría ser más grande, por lo que antes de salir se repartirían las personas que no tienen auto con quienes si tienen. Algunas personas elegirían ir con sus previas amistades, mientras que otros estaríamos forzados a trasladarnos con desconocidos. Y con eso me tocó mi primera responsabilidad como uno de los choferes del Car Pool.

Decidí seguir aparentando ser una persona menos introvertida, por lo que hice un gran esfuerzo en conversar con la pasajera que fue forzada a viajar con un desconocido, en lo que también era su primer viaje con La Tribu. No la he vuelto a ver, pero podemos asumir fue por el sendero y no mis insistentes habilidades de conversación.

Nuevas y viajas caras ya en La Laguna, a solo pasos de iniciar.

Nuevas y viajas caras ya en La Laguna, a solo pasos para empezar.

Al llegar a La Laguna de San Carlos, pude reconocer varias de las caras del sendero anterior. A excepción de un par, estaban todos ahí.

Empieza la caminata, con una loma!

Empieza la caminata, con una loma!

Luego de una acostumbrada foto grupal, empezamos la caminata. Como mencioné antes, la entrada al sendero está a solo unos pasos antes de la entrada a la laguna. Para mí el cansancio llegó de inmediato, ya que los primeros pasos son a través de una loma muy inclinada. Eventualmente, me acostumbré al fuerte palpitar de mi corazón y la respiración empezó a sentirse normal. Recuerdo también el excelente clima, que aunque nos causara más calor, permitiría excelentes vistas durante todo el trayecto hasta la cima.

El grupo de este sendero volvió a ser prueba de que cualquier persona puede participar de esta actividad. En el mismo habían abuelos, jóvenes, familias con sus hijos . Todos disfrutando de las vistas, la brisa y la compañía.

El atractivo principal durante el trayecto es poder ver la laguna desde mayor altura, manteniendo ese misticismo que recordé de la primera vez que fui. Espero regresar a este sendero para poder hacer nuevas observaciones.

Laguna desde arriba

Otra característica interesante son los cerros alrededor y sus formas. La forma puntiaguda de la cima y las rocas alrededor, que con un poco de imaginación algunas puedes identificarlas con formas de gorilas, o al menos eso hice yo.

Al llegar a la cima no podía faltar la sesión de fotos y otra foto grupal para documentar el éxito obtenido. Para la foto grupal, Pachapapa bajo la cima para subir otra no tan lejana, todo esto con gran agilidad, lo que permitiría mostrar todo el grupo y el cerro hasta donde habíamos logrado llegar.

Yo insisto en que parece un gorila.

Yo insisto en que parece un gorila.

Cumplido el objetivo, y luego del merecido descanso, iniciamos el descenso. En un punto medio que se había utilizado para descansar durante el ascenso, una parte del grupo en la cual me incluí decidió aprovechar para tomar otro sendero cercano a otro cerro conocido como Cerro Sapo. El mismo era mayormente a través de una finca descampada, hasta llegar cerca de la cima donde la inclinación, al igual que los gorilas, empezaban a emerger. Aunque me acerque bastante a la cima, solo llegue a unos 50 metros aproximadamente, para no arriesgar un resbalón de lo que era un paso más estrecho al final.

Durante el retorno no hubo lodo, pero como mencioné antes, el tamaño ajustado de mis botas y su rigidez al ser nuevas golpearon bastante los dedos de mis pies, dejando marcas que aún a un año siguen curándose lentamente. El dolor que sentí durante esa semana fue severo, pero jamás fue suficiente para detenerme ya que 7 días después estaría nuevamente caminando.

De vuelta en la laguna, hubo una esporádica sesión de bañismo en ella. A pesar del contagioso entusiasmo de los pocos que se atrevieron, yo decidí descansar y prepararme para el retorno a la vida cotidiana. Tal vez cosas de introvertido, pero con la semilla ya plantada, poco a poco nuevos sentimientos irían despertando.

¿Moraleja? Para responder por adelantado a mis lectores: Averigüen bien antes de comprar sus botas. Yo las compré de apuro y aunque hasta hace poco aún las utilizaba, inicialmente no cuide bien ni de ellas ni de mis pies.

 

Categories: Crónicas

One thought on “Cerro Picacho – Laguna de San Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>